Aunque no nos hemos ido, estamos ya preparándonos para la vuelta, poco a poco, a la normalidad.

Durante los tres últimos meses en servicios sociales hemos continuado en primera línea, como servicios esenciales, trabajando para paliar los efectos sociales y económicos de la crisis originada por la expansión del COVID-19. Ha sido todo un reto continuar nuestro trabajo sin interrupciones, intensificando nuestro apoyo a muchas familias vulnerables del municipio, pero con un nuevo modelo “a distancia”, en el que hemos tenido que rebajar al máximo el contacto directo con las personas, algo clave en nuestro día a día.

Pero entre todos hemos hecho posible que en este momento estemos planificando la vuelta a nuestras actividades, más allá de la atención a las necesidades más urgentes que, obviamente, seguiremos atendiendo con la misma dedicación que hasta el momento.

No obstante, aún no podemos ofrecer todos los servicios con “normalidad”, ya que debemos mantener las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias para contener definitivamente la pandemia. O al menos, en el momento de preparar estas líneas no podemos hacerlo; desconocemos la evolución de la situación durante las próximas semanas, y meses, pero hemos preparado nuestra “desescalada” con el escenario que creemos más posible.

Algunos de nuestros servicios han seguido en funcionamiento durante todo el estado de alarma. Desde el inicio de la fase 2 nuestro centro se mantiene abierto de 8 a 15 horas, reservándose el horario de 9:00 a 11:00 para la atención a personas mayores, con discapacidad o pluripatología.

  • Información y registro: retomamos ya el horario de atención al público hasta las 14:00 horas (reservándose, como hemos indicado, las primeras horas para la atención a las personas más vulnerables).

Se podrán continuar haciendo las gestiones por teléfono o correo electrónico cuando sea posible.

  • Atención social: continuaremos combinando la atención social presencial con la telemática, al menos durante los meses de junio, julio y agosto. Siempre con cita previa, iremos ya ampliando ya la atención social a todas las situaciones en que sea necesaria, y no solo en aquellas urgentes e imprescindibles como hasta el momento.

La atención será con cita previa, cita que puede pedirse por teléfono o a través del sistema de cita previa disponible en la sede electrónica de la Mancomunidad (sin necesidad de certificado digital).

  • Los servicios de atención psicológica y jurídica a víctimas de violencia de género y a menores dependientes funcionarán a pleno rendimiento, si bien continuarán compatibilizando la atención presencial con la telemática durante estos meses, adaptándose a las necesidades de las usuarias.
  • Terapia Familiar: se retoma la atención presencial en horario de mañana, compatibilizándola con la atención telemática.
  • Educación Familiar: según las necesidades de las familias usuarias, irá retomándose la atención.
  • Punto de encuentro familiar: ya se ha retomado la actividad normal del centro, reiniciándose las visitas y recogidas de menores.
  • Servicio de Orientación Laboral: a partir del 15 de junio se retoma la atención presencial del servicio, siempre con cita previa, que se compatibilizará con atención telemática o telefónica, tal como se ha mantenido durante todo el estado de alarma. Este servicio se reforzará y no se interrumpirá en verano, como en años anteriores, para continuar trabajando por la inserción laboral de nuestros usuarios/as.
  • Servicio de atención domiciliaria (SAD): el servicio no se ha suspendido en ningún momento, sigue funcionando con normalidad, extremando las medidas higiénicas necesarias.
  • Teleasistencia domiciliaria fija y móvil (TAD). el servicio no se ha suspendido en ningún momento, sigue funcionando con normalidad.
  • Todas las actividades grupales y comunitarias (despeguemos jugando, días sin cole, talleres de familia, igualdad y mayores, salidas culturales, educación de calle) seguirán suspendidas hasta el inicio del nuevo curso.

 

En todo momento, la atención presencial se realizará atendiendo las recomendaciones sanitarias para garantizar la protección del personal y la población ante el contagio del COVID-19 (distancia de seguridad, higiene). En el centro disponemos de todos los productos necesarios para para la protección de las personas y la disminución del riesgo de contagio, si bien recordamos la obligación de acudir con mascarilla.  Además, todo el personal de servicios sociales ha tenido acceso a test fiable de COVID-19 con el objetivo de garantizar una atención segura.